PERMACULTURA XXIII Cultivo de pastos y forrajes para animales mayores.

SISTEMAS DE CULTIVOS DE PASTOS Y DE FORRAJE PARA ANIMALES MAYORES

UBICADOS EN LAS ZONAS PERIFÉRICAS III, IV y V

 

Los animales que pastan necesitan una fuente de agua o abrevadero, corrales en tiempo severo (no es necesario en nuestras latitudes), un saladero y abundante alimento.    Podemos conseguirlo con Pastos y cultivos extensivos de leguminosas anuales y perennes, vainas azucaradas de algarrobos, granos germinados y plantas de follaje para una producción continua de alimentos en el año.                                                                                                                                                         El sistema de forraje estacional presenta en nuestro clima dos períodos de déficit: el Invierno y el Verano, presentándose máxima producción en Primavera y en Otoño si las lluvias son propicias. Esto hace que se tenga que acumular alfalfa y cultivos forrajeros para estos períodos de escased con el consiguiente trabajo y riesgo de una buena conservación, evitando roedores que buscan alimento como topos, ratas y ratones. Los pastos y praderas naturales también se secan en verano salvo que las podamos regar por aspersión y eso conlleva gasto energético y polución ambiental.                                                                                                                                             En nuestras latitudes, se necesitan pastos extensivos, dependiendo de las condiciones de la tierra y del clima, destinándose una gran cantidad de terreno a la plantación de Praderas naturales, leguminosas y otras forrajeras, además de plantación de árboles alimenticios para los períodos de sequía o cuando los pastos son escasos. Además, los árboles protegen del viento severo, la lluvia y el sol del verano, cumpliendo una doble función de rompe-vientos y sombra para el ganado. Restauran la fertilidad del suelo a través de sus hojas caídas, de las vainas y frutos perdidos y de la fijación de Nitrógeno por las raíces de las leguminosas, como las Acacias, Algarrobos y otros arbustos. También previene la erosión de cuestas y barrancos sujetando eficazmente el suelo.                                                                                                                                      Hay que proteger eficazmente las zonas de captación de aguas, fuentes y manantiales naturales, las represas y embalses para evitar la contaminación de las aguas por el estiércol. Un cambio gradual dado a través de los años (de 4 a 10 años), dirigido al balance correcto de los cultivos de especies arbóreas, podría eliminar el uso de cosechadoras, el procesamiento y almacenamiento de granos para forraje y la producción de Heno, lo cual es una parte esencial en la agricultura de “solo pastos” que se observa en la actualidad. Esto también favorece la comodidad y el bienestar de los animales, los cuales pueden vagar en los bosques buscando su alimento. Los choques térmicos de calor a frio, hace gastar mucha energía al rebaño, siendo el mayor rendimiento con plantación de árboles productivos y el sistema agro-forestal el más adecuado para los grandes animales, como vacas, bueyes e incluso, rebaño de ovejas.

Aquí tenemos un ejemplo de Corrales rotativos con cercas vivas. Se pueden mover las vacas a través de las puertas existentes en los niveles y sectores del Corral, pudiéndose cultivar forraje en los corrales y rotando cuando ya están establecidos en el suelo.           Según diseño de Tony Gilfedder, permacultor australiano que ha estudiado detenidamente estos sistemas.También otro diseño de Permacultura rotativa, donde los pastizales tienen una cerca eléctrica y se encuentran en el centro del área y las esquinas tienen cultivo de árboles. Los árboles cercanos a las cercas deben ser especies fuertes que puedan ser rozadas o que sean de sabor desagradable para el ganado.Los objetivos de los sistemas combinados de pastos y árboles de forraje son, reciclar constantemente nutrientes de las plantas a los animales, regresándolos a la tierra a través de abonos y de las leguminosas fijadoras de nitrógeno y diversificar los productos de la finca.

Pero podemos concluir que, la cría intensiva de grandes animales, requiere mucha extensión de terreno y un clima propicio que posibilite pastos naturales y cultivos extensivos forrajeros de secano, no supeditados a riegos ni abonados externos. Condiciones que no se dan en nuestra Comarca de La Marina, salvo en zonas interiores de montaña.

Bueno, en la próxima entrega hablaremos de las interacciones beneficiosas y simbióticas de los animales para el resto del Sistema. Y como siempre, ya sabéis que los dibujos y las ilustraciones son de Andrew Jeeves y Janet Mollison.

Saludos y hasta pronto. Carlos Vilalta

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s