PERMACULTURA XXI Aves de Corral

Hoy, nos vamos a dedicar por su importancia a las AVES DE CORRAL: Los pollos y gallinas, además de producir huevos, carne, plumas y abono, también comen insectos, verduras, pastos y frutas caídas. Escarban y limpian áreas pequeñas y por ello pueden ser usados para controlar áreas cercadas evitando que las adventicias las invadan. A pesar que las aves de corral necesitan cuidados y mantenimiento, el sistema permacultural está diseñado de tal modo, que los pollos encuentren por si mismos el alimento que necesitan y las formas de protegerse. Por ello, es necesario planear cuidadosamente un “sistema de forraje” que se acomode a sus necesidades y utilice sus propiosproductos.                                                                                                                     El “Corral de paja” es el elemento central, donde se ubica el gallinero propiamente dicho y donde anidan,  ponen huevos y crían a los pollitos. Está conectado con varias zonas independientes y separadas donde se cultivan árboles y arbustos frutales, plantas de forraje y pradera natural. Estas zonas deben ser plantadas y desarrolladas antes de la introducción de los animales y protegiendo los troncos de los árboles si es necesario en los primeros años de crecimiento con alambradas o mallas de separación.

En el elemento central o corral de paja se van agregando continuamente capas pesadas de mulch, con paja, serrín, mazorcas de maíz, recortes de verduras, virutas de madera, ramas pequeñas, acículas de pino, hojas y hierbas de los bordes de los caminos.

La zona del pajar está abierta a varios corrales o departamentos que han sido plantados con diversidad de árboles, arbustos y herbazal, pudiéndose plantar raíces y tubérculos de especies forrajeras, como nabos y rábanos. A los pollos se les hace rotar en base a las estaciones o cuando la vegetación está lista y antes que depreden en demasía en la zona que están. Adicionalmente, el pajar puede estar abierto hacia los sistemas de forraje de las zonas II y III.

Tipo de corral con pequeño bosque para las aves.

ESPECIES DE PLANTAS ÚTILES PARA SU ALIMENTACIÓN

Las especies de plantas útiles deben ser adaptables al clima, a las condiciones de humedad y a la “convivencia” con las demás plantas del lugar.

Para nuestro Sistema permacultural de este tipo, necesitamos:

  • Arbustos espinosos para proteger los gallineros y pequeños corrales al aire libre. Las “piracantas” en nuestra Comarca.
  • Árboles y arbustos que den fruto que pueda ser comido y al madurar, caen de los árboles para dar vida a otra cadena alimentaria y así sucesivamente. Moreras y pasifloras en nuestra Comarca.
  • Plantas pioneras que den “grano comestible”: maíz, mijo, trigo sarraceno, avena, cebada, alfalfa, judías, trébol, etc.
  • Muchos granos y semillas secas pueden almacenarse para los meses de invierno, cuando el alimento de la tierra es escaso. Se incluyen bellotas, almendras y nueces, cereales, girasol, soja, haba y guisante, garbanzos y lentejas, judías en general.
  • Vegetales y Pastos: las aves de corral comerán toda clase de vegetales y pastos jóvenes, incluyendo verduras del huerto que sobren para el consumo humano, o plantando huerta semi-salvaje para ellos, en los rincones de las jaulas, dejándolos crecer previamente, antes de rotar en la parcela o tabla de cultivo que compone la infraestructura necesaria para criar aves de corral.
  • Otros desperdicios domésticos biodegradables y libres de tóxicos que puedan contaminar nuestro ecosistema. Debemos ser conscientes de este tema, pues las personas generamos mucha “energía” en desechos que se deben  “reciclar y volver a ciclar”, como hemos aprendido en este curso temas atrás. Para que el “Sistema” fluya siendo dador de vida.
  • Elementos “minerales”, como pueden ser gravilla y arena del lugar, cáscaras de huevo molidas, huesos y cartílagos triturados, caparazones y conchas de crustáceos y moluscos triturados o machacados.
  • Materia vegetal de todo tipo para hacer cercas y vallados, hacer cubiertas y techos, entramados y jaulas, como la caña y el esparto en nuestras latitudes. Materia orgánica para hacer acolchados y compost y producir nuestro propio abono con todos los elementos biodegradables que te sobran en ese momento. Para ello, la vegetación tiene que prevalecer sobre la finca, dejando claros para huertas y praderas, además de todas las demás infraestructuras. El suelo tiene que estar cubierto de diversas especies para que siga vivo, respire y produzca cosecha. Diversidad y asociación de especies en los reinos para lograr “equilibrio natural” y salud, nuestro mayor y principal objetivo.
  • También los arbustos y hierbas medicinales son esenciales por los aromas en la atmósfera y por las exudados radiculares que trasmiten a la tierra, favoreciendo a las especies del lugar. También son ricas en flores y los insectos vienen atraídos al lugar. Igual  o más importante son para nuestra salud y bienestar, que es una meta de todos los seres humanos. Es la “farmacia” para todos.

Las aves de corral requieren ciertas “proteínas” que se obtienen al comer insectos. A tal efecto, podemos ser ingeniosos construyendo “trampas” para termitas y otros insectos como caracoles y babosas en el interior o cerca del pajar, como troncos viejos, tejas y piedras cóncavas que más tarde se las llevaremos a los pollos dándoles la vuelta para que puedan comer.

¡Hay mucha proteína por ahí!   Solo hay que salir a buscarla… Y un ejemplo más te lo diré enrollando periódicos y cartones y colocándolos  por la noche entre los árboles y arbustos. Así se atrapan muchos animalitos que, a la mañana siguiente, pueden ser dados a las aves de corral.

Si, después de las cosechas y antes de las plantaciones,se dejan pastar a las aves en el huerto bajo condiciones controladas, ellas actuarán como labradores, abonando el suelo a la vez. Como su estiércol es muy “fuerte” en nitrógeno, unos simples paseos de unas horas serán suficientes para no tener que ocuparse del abono nitrogenado en la superficie parcelaria que han ocupado. No conviene que permanezcan demasiado tiempo porque pueden deteriorar el ecosistema del lugar, a veces, no muy saludable y productivo todavía.

La figura siguiente da idea sobre “bosques de forraje” para aves de corral en el jardín trasero de tu casa y adaptado a nuestro clima mediterráneo.

Corral con árboles frutales del Mediterraneo.

En este bosque alimenticio, también tienen que estar presentes los arbustos y la pradera natural. Hay que crear un pequeño ecosistema para conseguir la mayor independencia en el cuidado y manutención de nuestras aves y animales de corral. Ahí radica el “equilibrio”, ni más ni menos animales que nuestro sistema ecológico pueda sostener y alimentar, y prestar los cuidados necesarios en salud del corral. Solo así conseguiremos beneficios para nosotros. Y nuestros animales de granja “nos lo agradecerán”.

Bueno, seguiremos con este apasionante tema dando ejemplos de diferentes tipos de corrales aprovechando nuestro entorno natural y para el provecho nuestro y el bienestar de nuestras aves.

Hasta entonces, saludos de Carlos Vilalta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s