PERMACULTURA X El tratamiento del agua en Permacultura.

EL TRATAMIENTO DEL AGUA EN PERMACULTURA

El agua disponible afecta al tipo de diseño permacultural y depende de lo siguiente:
De la confianza en la disponibilidad de las precipitaciones anuales a nivel local.
 De las posibilidades de retención del agua del suelo.
 De las fuentes de agua, pozos y sitios de reserva como presas, balsas o contenedores que deben de situarse donde su uso es favorecido por la gravedad, sin necesidad de consumo energético.
Ubicar las especies en los lugares correctos, reduce la necesidad del riego: por ejemplo, los almendros u olivos pueden plantarse en las laderas donde, una vez establecidos, no necesitarán riego alguno ya que los recuperadores o zanjas de infiltración serán suficientes para desarrollarse una vez que estén establecidos. Los sitios de almacenamiento de agua, como estanques o pequeñas charcas, sirven para proveer agua a los animales de nuestra fauna autóctona y para la irrigación. Se usan también para la acuacultura o cría de peces si el estanque es suficientemente grande y se ha creado el ecosistema acuífero suficiente para mantener el agua limpia y oxigenada. Su profundidad varía desde 75 cm. a 2 metros, ajustándose a las diferentes especies de peces para que vivir y criar en dicho medio acuático.

Riego de árboles en pendiente a través de zanjas de infiltración.

Riego de árboles en pendiente a través de zanjas de infiltración.

La Recolección y distribución del agua, depende de la lluvia, de las fuentes o manantiales naturales o de riachuelos permanentes o estacionales. Para traer el agua a los lugares de almacenamiento, usamos las zanjas de infiltración o acequias, canales abiertos de hormigón o tubos de PER (polietileno reticulado, tipo “alimenticio”) o cualquier otra superficie que recolecte directamente el agua de lluvia. En los climas secos, las lluvias pueden ser capturadas en la superficie de los techos grandes de casas, invernaderos, corrales y otras estructuras, por las carreteras pavimentadas y caminos vecinales de tierra, haciendo un perfil de inclinación hacia el lado que recogerá las aguas para ser llevadas hasta los tanques, depósitos o balsas.
SWALES, Zanjas de infiltración o Recuperadores.
La absorción del agua en la tierra se logra a través del acondicionamiento del suelo y de las zanjas de infiltración. Estas zanjas son excavaciones largas y niveladas que van bajando por las pendientes, suavemente, llenando una pequeña balsa que nos servirá como abrevadero de animales y de reserva, para seguir descendiendo y variando gradualmente el ancho y la capacidad para recoger el agua de otras zanjas hasta el estanque o depósito.

Las zanjas de infiltración llevan el agua a las pozas de los árboles, evitando escorrentías y pérdidas innecesarias.

Las zanjas de infiltración llevan el agua a las pozas de los árboles, evitando escorrentías y pérdidas innecesarias.

Los swales o recuperadores, están almacenando agua en los suelos subterráneos o sedimentarios, trabajando también para interceptar todo el flujo del agua de la superficie de la tierra, reteniéndola por unas horas o días y dejándola infiltrar lentamente para recargar el sistema de raíces y los acuíferos del subsuelo. Los árboles y arbustos son los elementos esenciales para constituir los sistemas de zanjas de infiltración especialmente en áreas áridas y secas (para reducir el incremento de sales en los suelos). Como su función es retener el agua, en su base debe ponerse grava y arena para que sea arañada y pueda filtrar el agua. La tierra de la excavación es amontonada en el lado inferior y plantada con especies apropiadas. El agua entra en las zanjas desde techos, carreteras pavimentadas y desde las tierras inclinadas y son dirigidas a balsas o depósitos. En climas secos, la distancia entre las zanjas deberá ser menor y su número mayor que en climas lluviosos. AGUA 7 zanjas de infiltración
Después de una serie inicial de lluvias que empapan hasta medio metro o más el suelo, se plantan los árboles y arbustos con semillas o plantones, directamente en el montículo o en las laderas adyacentes. Esto puede demorarse dos estaciones húmedas y para los cinturones rompe-vientos, con una plantación más densa y variada, puede demorarse de entre 3 y 6 años. La absorción del agua puede ser lenta los primeros años pero su eficacia aumenta con la edad debido al efecto de las raíces de la plantación y al humus que se va formando.

TANQUES Y PRESAS

. Los tanques pueden ser construidos con zinc o chapa galvanizada y con una base de ferro-cemento. También se pueden construir con madera o arcilla revestida con material impermeable de PE (polietileno reticulado tipo “alimentario”). Para evitar mosquitos y otros insectos usaremos peces de la especie gambusia u otros tipos que coman las larvas de los insectos, algas y la materia orgánica que se vaya acumulando en su base. Así conseguiremos mantener el agua sana y aireada. En los meses de más insolación y calor, podemos cubrir, con chapa o maderas, la superficie del tanque para evitar la luz del sol y la descomposición del agua. En el punto de entrada del agua debe constituirse una arqueta con rejilla que, por un lado evite entrar las primeras aguas sucias y desviarlas a los bancales y en segundo lugar evita la entrada de hojas , palos y M.O. al tanque, evitando su fermentación interior. Hay que proteger las algas adheridas a paredes o suelos, ya que están compuestas por organismos vivos que filtran y purifican el agua.
Las presas pequeñas y las balsas de arcilla tienen dos usos primarios:
Provee de puntos de abrevadero para animales de pastoreo, animales domésticos y vida silvestre.
 Almacena el agua sobrante para uso doméstico y para irrigación en períodos secos.
Las presas y balsas deben ser ubicadas de acuerdo al terreno y en relación a las áreas de uso, preferiblemente en uso gravitacional. Los depósitos de agua abiertos son más apropiados en las áreas húmedas y lluviosas, debiéndose cubrir en climas secos. Las presas son útiles para el control del fuego, la vida silvestre y el riego limitado. Existen diferentes tipos de presas como las en forma de “silla de montar”, las de “herradura”, las presas de “punto clave”, las presas “de barrera” y otras que ilustramos someramente más abajo, ya que son utilizadas normalmente en climas lluviosos, diferentes al nuestro, aunque de aplicación en todo clima.

Si aprovechamos hondonadas y pequeños barrancos haciendo presas, acumularemos el agua de lluvia, llevando el sobrante al depósito principal.

Si aprovechamos hondonadas y pequeños barrancos haciendo presas, acumularemos el agua de lluvia, llevando el sobrante al depósito principal.

En tierras secas, la desviación y almacenamiento de aguas pluviales, el agua subterránea y los grandes depósitos subterráneos naturales son sobreexplotados para producir solo una cosecha anual de granos de exportación o leguminosas, en lugar de usarse para mantener una siembra sostenida de árboles que formen bosques para madera y para luchar contra el cambio climático, absorbiendo el CO2 y limpiando la atmósfera de otros gases de efecto invernadero. Si yo fuera “Ministro de Agricultura”, favorecería una Ley que obligara a la plantación de “cortinas rompe-vientos” en todos los linderos de las fincas agrícolas de más de una hectárea, utilizando los viveros estatales gratis y eximiendo a los agricultores del pago de impuestos por el trabajo de plantación. De esa manera, contribuiríamos a paliar el cambio climático y crearíamos el hogar adecuado para nuestros depredadores, los cuales evitarían toneladas de fitosanitarios químicos y ahorraríamos dinero al agricultor. En muchos casos se crearían puestos de trabajo en la creación de viveros forestales y en los agrónomos responsables del plan de reforestación, dependiendo de suelos y climas. Todas serían ventajas y sería posible hacerlo. Solo depende de voluntad para cambiar la ecología del ser, cambiar nuestra forma de pensar en beneficio de toda la humanidad y de nuestra madre Tierra.

En la próxima edición hablaremos de la mejor ubicación de las infraestructuras más importantes según nuestro diseño. Hasta entonces, espero que sea pronto y feliz y próspero año nuevo para la Madre Tierra.

Un cordial saludo de Carlos Vilalta

Ilustraciones de Andrew Jeeves, Janet Mollison,Graham Burnett y Borkowski.

Anuncios

Un pensamiento en “PERMACULTURA X El tratamiento del agua en Permacultura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s