PERMACULTURA VIII Diseño del sitio en amplia escala 2

!Estimados lectores!

Comienzo este otoño con un nuevo ciclo y con la entrega y publicación de otros estudios llevados a cabo en pos de un mayor entendimiento de los sistemas agrícolas y ganaderos, utilizando la Permacultura como metodología para tener éxito en nuestras actuaciones y observando los principios básicos de un manejo orgánico e integral.

CLIMA Y MICROCLIMA

El clima es el factor básico limitante para la diversidad de plantas y animales dada en un área determinada. Pero para planificar el sitio debemos tener en cuenta:
El clima general de la región o comarca.
Los microclimas debidos a la topografía del lugar, los suelos, la vegetación y otros factores señalados más arriba.
Dos fincas localizadas solo a unos cuantos kilómetros de distancia una de la otra, pueden presentar diferencias en cuanto a precipitaciones, velocidad del viento, temperatura y humedad relativa. Entonces, es de vital importancia analizar el clima del sitio con el máximo detalle, más que depender del clima local del Instituto de Meteorología Regional, que solo nos servirá de orientación. Si estudiamos los microclimas de nuestra tierra, podremos ubicar mejor las estructuras, las plantas y los animales en los sitios más favorables. Dirigiremos las energías benéficas y dispersaremos las energías hostiles a través de la plantación de “barreras cortavientos” para disminuir su impacto en nuestros cultivos, o dirigir las corrientes hacia una dirección donde se ubique el Molino de viento o generador eólico. También deberemos extender en lo posible los microclimas y los ambientes más favorables para nuestra tierra, comenzando por proteger los hábitats ya establecidos y potenciando sus cualidades, introduciendo más variedad de especies que constituyan entre todos un ecosistema potencial y variado. A la plantación de árboles clímax (que ocupan un lugar clave para la sostenibilidad del Ecosistema existente) hay que añadir árboles de cultivo, arbustos de frutas o trepadores y la Pradera natural que protegen y estructuran el suelo y así conseguiremos también un hábitat para los depredadores de nuestros cultivos que se desarrollan en zonas interiores, bajo la protección e influencia de las “cortinas rompe-vientos” que hemos situado en la III y V zona de nuestro proyecto de diseño.
El “Aspecto” se refiere a como las inclinaciones del terreno están orientadas en relación al sol y cómo las horas de insolación en las diferentes orientaciones y en las diferentes Estaciones, provocan influencias importantes para el desarrollo del hábitat natural.
Las tierras orientadas al sur serán más calientes y recibirán más horas de luz solar que las orientadas al Norte. Las tierras orientadas al Este serán más frías que las del Oeste, aunque reciban las mismas horas de luz, porque durante el día se calienta el ambiente y los rayos solares del oeste se combinan para dar más calor al ambiente y creando un microclima dentro del microclima general de nuestras tierras que estamos armonizando.

La inclinación de los rayos solares determinan mayor o menor tiempo de luz y de calor.

La inclinación de los rayos solares determinan mayor o menor tiempo de luz y de calor.

Es por lo que, deberemos conocer el tipo de especies y variedades que podemos plantar, respecto a las preferencias micro-climáticas y nuestro tipo de suelo, datos que ya deberíamos conocer antes de intervenir y comenzar la plantación. Por ejemplo: las plantas o estructuras que necesiten sombra o frescor adicional, se sitúan en el lado sombreado de la ladera (un sótano excavado a modo de cueva para bodega, plantación de moras y endrinas que son de clima más fresco y sombreado, etc.). También la inclinación de las laderas de las montañas o colinas reciben los rayos solares en ángulos más perpendiculares u oblicuos que calientan más o menos la tierra y nos pueden orientar a la hora de implantar un vergel de frutales para una mejor maduración y desarrollo. Pero respecto a la conversión de microclimas, las laderas forman el llamado “Cinturón termal” que se refiere a una zona entre las cumbres y los valles que tiene un microclima estable. Se debe al drenaje del aire frio que baja desde las colinas convexas hasta los valles cóncavos donde se almacena, incrementando la posibilidad de heladas. Así es que, el mejor lugar para plantar un ecosistema de árboles y arbustos que calienten y retengan el aire frio que baja de las colinas y contribuya, a la vez, a crear un valle sin problemas de heladas, es la zona intermedia, el “cinturón termal”. Pero cuando el cinturón crece y se hace demasiado opaco, deberemos hacer aberturas para que el aire pase y lo iremos dirigiendo a nuestra conveniencia, plantando “embudos” que dirijan las corrientes o rompe-vientos que protejan nuestros establos y cercas.

Cinturón Termal, el área óptima para cultivar.

Cinturón Termal, el área óptima para cultivar.

La elevación también es un factor micro-climático importante, incidiendo en la Temperatura. Cada 100 mts. de altitud equivale a entre medio y un grado de temperatura, posibilitando la adaptación de otras especies diferentes a las del valle.
Las grandes masas de agua como el mar y los lagos se calientan y enfrían lentamente modificando la temperatura del área alrededor de ellas. En los climas templados, las heladas son raras en las áreas cercanas al mar, pero a tan solo 20 km. en el continente, las heladas pueden darse con frecuencia. El agua también modifica la temperatura a través de la evaporación. Incluso los lagos pequeños y estanques pueden ser moderadores efectivos del clima en áreas secas y áridas. El reflejo de la luz también es un factor a considerar cuando se diseña un sitio: los montículos que están de cara al sol o las colinas situadas detrás de los estanques, represas, lagos y ríos pueden considerarse áreas favorables para plantaciones que necesiten calor y luz extra.
Las estructuras como enrejados, taludes, invernaderos, cercas y paredes pueden afectar al microclima en escala pequeña por la modificación de la velocidad del viento o la temperatura. Las paredes de piedra oscura absorben el calor y lo irradian por la noche, reduciendo el riesgo de heladas. Las paredes pintadas de color blanco reflejan la luz y el calor y las plantas situadas frente a ellas madurarán mejor.
Respecto a los Vientos locales dominantes hay que entender que su conocimiento de la intensidad y dirección es importante a la hora de planificar nuestro diseño permacultural. La topografía tiene un efecto sobre los vientos locales persistentes y en regiones montañosas, los vientos pueden llegar de direcciones opuestas debido a la forma particular de valles y colinas. Así, el llamado efecto “de vénturi” se produce cuando la corriente pasa por una constricción entre montañas o zonas altas de vegetación espesa, comprimiendo el aire y formando una fuerte corriente. También la velocidad del viento se incrementa colina arriba y decrece colina abajo. Se incrementa sobre el lado de los riscos y cumbres que recibe el viento, decreciendo en el lado de sotavento.

Los vientos locales dominantes y el efecto de "vénturi".

Los vientos locales dominantes y el efecto de “vénturi”.

Cerca de los lagos o el mar, las brisas establecen un ciclo fuera de la costa: durante el día el aire caliente sube sobre la tierra dejando el aire más fresco y pesado del mar llegar deprisa a la tierra. Durante la noche la tendencia se invierte al enfriarse la tierra y al mantener la temperatura más caliente el mar. Entonces, la brisa continental penetra en el mar desplazando el aire más caliente. Usualmente, podemos predecir cual es la dirección del viento dominante examinando las ramas de los árboles y arbustos del lugar y su inclinación generalizada.
El control de los vientos a través de la vegetación es el método más efectivo y usado en Permacultura:ROMPEVIENTOS 1 AIRE BAJANDO POR VALLELa vegetación tiene un efecto profundo sobre el microclima. La vegetación puede modificar la temperatura de cualquier sitio en particular a través de:
 La transpiración. 1
 La transferencia convectiva del calor. 2
 El efecto de sombra. 3
 La protección contra el viento. 4
 El aislamiento. 5

1. La transpiración. Las plantas convierten el agua en vapor de agua en sus hojas y este vapor pasa al aire de alrededor. Este proceso consume energía ocasionando el enfriamiento del área de alrededor. Mientras la temperatura está bajando, la humedad se incrementa. Debe haber agua disponible para que se realice la función de la transpiración. La transpiración de las plantas enfría la temperatura ambiental en los climas calientes y secos.
2. La transferencia convectiva del calor. Durante el día las plantas absorben la energía del sol y el aire alrededor se calienta y sube. El aire más fresco es succionado dentro del bosque y hace que permanezca fresco durante el día. En la noche el proceso se invierte y el bosque permanece más caliente y el flujo corre en los bordes.

Diferente efecto de los árboles durante el día y la noche.

Diferente efecto de los árboles durante el día y la noche.

3. La sombra. El bloqueo de la luz solar tiene un efecto poderoso sobre el microclima. Un área de tierra desnuda puede enfriarse hasta un 20% por debajo de su temperatura ambiental, después de la llegada de una línea de sombra producida por el follaje situado más arriba. Dependiendo de la densidad del follaje de los árboles podemos absorber entre un 50 a 90% de energía solar. Las hojas tienen de tres a seis veces más superficie de área para el sombreado que un toldo de cáñamo o cubierta de caña.                             4. La protección contra el viento: Los rompe-vientos han sido usados para proteger casas, establos de animales y plantaciones y son los más efectivos en el control del microclima. Los beneficios de los rompe-vientos son los siguientes:
 Reducen la velocidad del viento y la erosión del suelo.
 Protegen los árboles frutales y la caída del fruto.
 Reduce la pérdida de cosecha por diferentes motivos (sequedad, sacudida y caída de semillas y frutos, temperatura y humedad más estable, etc.).
 Modifica las temperaturas del aire y del suelo, incrementando la humedad relativa.
 Protege a los animales de enfermedades y muerte en temporales de mucho frio y reducen la tensión del excesivo calor del verano.
 Proporciona alimento a los animales, tanto domésticos como los depredadores.
 Proporciona madera para construcciones y cercas y también leña.
 Proporciona néctar y polen para las abejas y brinda condiciones idóneas para la polinización de los cultivos.
La forma del rompe-vientos depende de las condiciones climáticas, del sitio y de los cultivos. Los rompe-vientos “densos” proporcionan una mayor protección, pero decrece rápidamente debido a la presión negativa formada por el viento bajo succionando los vientos de nuevo hacia abajo. Además, la diferencia de presión también seca el suelo. Los rompe-vientos “permeables” permiten el flujo del aire a través de él y la protección continúa por una distancia mayor. Pero los aspectos “negativos” de los árboles también deben considerarse:
Algunos árboles pioneros tienen un sistema radicular muy vigoroso que compite por la humedad y por el territorio, exudando sustancias inhibidoras por sus raíces y sus hojas salvo para la germinación exitosa de sus semillas y que determinan un ecosistema menos diverso aunque suficientemente equilibrado para su sostenibilidad. Si vemos que invade zonas no deseadas, procederemos a cortar parcialmente algunas raíces cavando una zanja en profundidad. Puede haber sido causa de una mala elección de especies en el Diseño o de un ecosistema ya creado.
Los rompe-vientos se establecen rápido si se utilizan especies de árboles y arbustos de crecimiento rápido plantadas entre otros de crecimiento lento y de cara al futuro.
Las costas presentan problemas particulares por la salinidad y arenas cortantes que trae el viento. Para protegernos, nuestra vegetación deberá tener corteza áspera y flexible, como las palmeras y palmitos, hojas duras, aciculadas como los pinos, los tamariscos, la casuaria y hojas carnosas como las pencas, agaves y las euforbiáceas, que retienen la humedad.
Cuando se seleccionan especies, lo mejor es observar las especies que constituyen el ecosistema del lugar y que están creciendo con éxito en nuestra área local.CLIMA DE CASA 6 ATRAPA SOL

Diversos "rompevientos" efectivos.

Diversos “rompevientos” efectivos.

5. El Aislamiento: para proteger de la erosión y crear temperatura estable en casas, establos, invernaderos y graneros, debemos plantar especies y variedades de arbustos y otras plantas trepadoras como vid, frambueso y zarzamora, hiedras y plantas ornamentales que den flor y ayuden a crear colonias de aves e insectos para las polinizaciones de los cultivos. Además, esta masa herbácea sujeta a la pared, tiene un efecto aislante regulador de temperatura y humedad relativa del aire.

Algunas estrategias especiales de vegetación

Utilicemos los “enrejados” con plantas trepadoras que crean microclimas, dividiendo zonas y parterres. Podemos construir enrejados en ángulo recto, para mayor estabilidad, cerca de las paredes de casas y establos, relentizando el flujo del viento o actuando como “atrapador de sol”. Presenta en si mismo una estructura básica para el cultivo de viñas y otros arbustos trepadores de frutos y flor, como la Buganvilla, solanas, polígalas, jazmines, diamelas, diplademias y hiedras de hojas bicolores. Las viñas y hiedras tienen un crecimiento rápido y pueden ser usados para crear sombra rápidamente mientras los árboles crecen a su alrededor. También se usan como aislante en techos, cubiertas y paredes. Tenemos que ser cuidadosos en la selección de especies adaptadas a nuestro suelo y a nuestro entorno climático, sacrificando, a veces, características apetecibles que pueden implicar problemas y trabajos adicionales.
Las coberturas, acolchados y mulch protegen al suelo de temperaturas extremas en invierno y verano y crea M.O. y vida microbiana que fertilizará los cultivos de frutales existentes. Un suelo desnudo está caliente en verano y muy frio en invierno y la vida microbiana se resiente y también nuestra fertilidad natural. Además, esta cobertura reduce el calor por la evaporación del agua del suelo y por la sombra que se crea. No irradia calor ni reflejan la luz como los plásticos y áreas pavimentadas, es una barrera natural contra las adventicias y protege la tierra de la erosión.
Los arbustos protegen a los árboles de las heladas y crea microclimas de humedad ambiental. También crea setos rompe-vientos y puede usarse como divisorio de parcelas en la huerta siempre que no sean especies vigorosas o pioneras que causen mucho trabajo de podas en la parte aérea y problemas de invasión por las raíces. Los arbustos proveen mulch, sombra, fijan nitrógeno las leguminosas y protegen contra las heladas y el viento a estructuras y animales domésticos. Los evónimus, aligustres, romeros y tomillos, setos de caña, lantanas, adelfas, rosales, durillos y galán de noche crean suelos profundos en nuestro ecosistema de La Marina.

Bueno, considero suficiente por hoy.

En la próxima publicación hablaremos de los Suelos, que al contrario del clima, no son considerados como un factor limitante severo. Siempre se pueden mejorar.

Un cordial saludo y hasta pronto

Carlos Vilalta

Ilustraciones de Andrew Jeeves, Janet Mollison,Graham Burnett y Borkowski.

Anuncios

Un pensamiento en “PERMACULTURA VIII Diseño del sitio en amplia escala 2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s