CONTROL DE PLAGAS Y ENFERMEDADES VII La lucha biológica

!Estimados amigos horticultores!

Después de una larga enfermedad ya resuelta, vuelvo a contactar con vosotros, completando el control de plagas y enfermedades con:

LA LUCHA BIOLÓGICA
La lucha biológica se basa en el control de los organismos que causan las enfermedades utilizando sus depredadores naturales, que pueden ser insectos, hongos o bacterias. Estos organismos son criados en laboratorio y después se sueltan en el campo en donde está la plaga que se quiere controlar. En ocasiones estos individuos que se sueltan se aclimatan al campo, como ha ocurrido con “Cales Noaki” parásito de la plaga de los agrios que se conoce con el nombre de “mosca blanca”.
La lucha biológica es una técnica autorizada en la horticultura biológica pero debe realizarse con mucha precaución y solo en casos extremos, ya que no se sabe que efectos secundarios puede causar al soltar unos individuos en un medio ajeno que no los ha producido. Antes de acudir a esta técnica, el horticultor ecológico debe crear las condiciones en su finca para que tengan lugar los parásitos y depredadores de los organismos que producen daños a sus cultivos.
Los Organismos de Control Biológico, OCB, son insectos y ácaros, depredadores naturales de las plagas que afectan a varios tipos de cultivo. Tras un estudio de las plagas se ha llegado a identificar algunos de los depredadores naturales más adecuados atendiendo al tipo de cultivo, a la climatología y al grado de infestación, pudiéndose de ese modo seleccionar las especies del OCB más eficientes en su erradicación o control de la plaga y sin necesidad de añadir ningún tipo de insecticida químico o sintético.
Estos OCB se presentan en sus distintas fases de su ciclo vital: huevos, larvas, ninfas y adultos, siendo posible su reproducción y consiguiendo un tratamiento continuado.
Principales OCB contra las plagas de Araña Roja, Minador de hojas, Mosca Blanca, Trips y Pulgón:
Amblyseius Californicus, es un ácaro que come la araña roja, muy indicado para cultivos con temperatura alta y humedad ambiental baja, como en las zonas sur de nuestra Comarca.
Phytoseylus Persimilis, es un ácaro de patas largas y con mucha movilidad, voraz en el consumo de la araña roja que, cuando ha terminado de consumirla, se comen entre sí hasta su extinción si no encuentra otros organismos que parasitar, pudiendo mutar en su dieta y produciendo un desequilibrio en el ecosistema de nuestra huerta.
Digliphus Isaea, es una avispa parásita de 2 ó 3 mm de largo que se alimenta picando larvas de mosca minadora y succionando su contenido, pudiendo ingerir unas 70 larvas al día. La hembra pone los huevos junto a las colonias del huésped y una vez que eclosionan se alimentan de dicho huésped.
Macrolophus Calinginosus, es un chinche verde que mide unos 3 mm y se alimenta de mosca blanca llegando a consumir 40/50 huevos al día. También se alimenta de araña roja y de pulgón. Sus ninfas son tan activas como los adultos.
Amblyseius Swirskii, es un OCB muy indicado para la prevención de la mosca blanca y del Trip, puesto que se alimenta de sus huevos y ninfas. Es muy resistente a la ausencia de alimento, pudiendo incluso comer polen y soporta temperaturas calidas.
Orius Laevigatus, es la chinche más voraz contra el Trip que se alimenta de todos sus estadios, pero también come araña y pulgón. Son muy buenos como preventivo pudiéndose alimentar también de polen.
Amblyseius Cucumeris, es un ácaro depredador de trips y ocasionalmente de araña roja. Tiene un desarrollo muy rápido de unas dos semanas. Para alimentarse perfora a su presa y la succiona dejando el exoesqueleto totalmente hueco.
Adalia Bipunctata, es una mariquita que se caracteriza por ser una gran depredadora del pulgón. Las hembras depositan sus huevos cerca de la plaga de pulgón y una vez que eclosionan las larvas, se alimentan de sus presas. Pueden consumir diariamente hasta 100 pulgones.
Como seres vivos que son, necesitan unas condiciones mínimas para sobrevivir y conservar su buen estado de salud, debiéndose ser aplicados en el momento de la recepción del envase y nunca más de 60 horas de la fecha de envasado.

Cordiales saludos

Carlos Vilalta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s