CONTROL DE PLAGAS Y ENFERMEDADES IV Métodos curativos

!Saludos!

En el anterior encuentro con todos vosotros, vehíamos los métodos “preventivos” para potenciar el sistema inmunológico y poder afrontar ventajosamente a las enfermedades.

Pero, sobretodo en los primeros años de “reconversión”, como el suelo adolece de muchos desequilibrios en el mundo “microbiano”, las plantas cultivadas son más inmunes a las plagas y enfermedades.

Y sobrevienen los “problemas” que hemos de resolver sabiamente y con intuición naturista, dejándose guiar con la aplicación de las leyes de la Naturaleza siempre que haya un conficto de opiniones: !hago esto o hago aquello!

No podemos exterminar a toda nuestra “plaga” sin tener en cuenta sus depredadores naturales, pudiéndose romper la “estabilidad estructural” del propio ecosistema que ofrece vida a la tierra, donde cultivamos y cosechamos sus bienes.

MÉTODOS CURATIVOS cuando las plagas se han establecido en nuestros cultivos.

¿cómo actuar sin causar problemas?

Nuestro principal objetivo del cultivo biológico es tener plantas sanas y disminuir en lo posible los organismos causantes de las enfermedades. Pero nunca debemos olvidar el motivo que lo ha producido y consecuentemente, tomar las medidas oportunas y necesarias para que, con el menor daño posible al ecosistema circundante, no se vuelva a producir la invasión.
Según la clase de organismo que cause la enfermedad, se elegirá un sistema diferente para eliminarlo:

1. Bacterias y virus: las enfermedades producidas por virus y bacterias están estrechamente relacionadas con la propia planta cuya susceptibilidad puede ser genética o debida a técnicas culturales erróneas. Los desequilibrios biológicos del suelo influyen en la sensibilidad del cultivo a este tipo de enfermedades. No tiene tratamiento específico más que los medios preventivos destinados a aumentar la resistencia de la planta. En algunos casos, enfermedades como la “clorosis férrica” que amarillea las hojas de los árboles tiene su falta de hierro en la escasa presencia activa de las micorrizas y otros microorganismos del suelo que no lo solubilizan al estado de “ferroso” por técnicas culturales erróneas.
2. Hongos: Para que se produzca una infección producida por un hongo es necesario que se den tres condiciones simultáneamente: a/ desequilibrio microbiológico del suelo. La M.O. suficientemente no fermentada o compostada, favorece la infección desde el suelo por la cantidad de hongos que están triturando la lignina y la celulosa. b/ estado receptivo de la planta y de su sistema inmunológico. c/ condiciones climatológicas que favorecen su proliferación: calor y humedad precisas para cada tipo de hongo.

Los hongos que causan enfermedades a las plantas son parásitos y según la forma que tienen de desarrollarse se clasifican en: “ectoparásitos” que se desarrollan en el exterior de la planta, cubriéndola con sus micelios. Solo los chupadores penetran en los tejidos vivos, siendo el caso del “oídio”. Estas enfermedades pueden ser tratadas con medidas curativas que más abajo veremos. Los “endoparásitos” viven en el interior de la planta parasitada, ya sea en los espacios intercelulares, como el “mildiu”, o en el interior de sus células, como la “hernia de la col”. En estos casos, las medidas a tomar son solo medidas preventivas ya que una vez la enfermedad se ha instalado, no es efectivo ningún tratamiento curativo y solo cabe la poda parcial o el arranque total de la planta infectada, que la agregaremos al compost y que nunca la quemaremos como se hace de forma habitual.

Tratamientos para el control de hongos. Fungicidas o anticriptogámicos, son sustancias que protegen a la planta de los hongos generalmente microscópicos:

1. Los compuestos de cobre que actúan impidiendo la germinación de las esporas o de los órganos reproductores del hongo, por lo que tienen carácter “preventivo”, no curativo. Se utiliza para el control de los hongos endoparásitos, como los que producen las enfermedades de la “abolladura” en las hojas, “cribado”, “mildiu”, “monilia”, “moteado”, “roya”, etc. Los tratamientos deben realizarse con precaución, de menos a más concentración y dilatada en el tiempo. En la Agricultura ecológica solo se permiten preparados a base de “sulfato de cobre” y “oxicloruro de cobre” no usándose puro por presentar riesgos de quemaduras y poca persistencia sobre las hojas. Por lo cual se utilizan para la preparación del “Caldo Bordelés” y el “Caldo Borgoñón” que veremos más tarde.

2. Los compuestos de azufre se usan para el control de enfermedades de hongos que se desarrollan en el exterior de la planta, como el “oidio”. Existen diferentes compuestos a base de azufre que se pueden utilizar en Agricultura biológica pero siempre con precaución:

– Azufre puro, presentado en varias formas comerciales en los que cambia el tamaño de sus partículas, siendo más efectivos finamente molidos por su mejor adherencia y produciendo un efecto de choque. Generalmente se utilizan en “espolvoreo” con temperaturas entre 16 y 24 grados y nunca a pleno sol. Por encima de los 28 grados puede producir quemaduras en la planta. Es incompatible con los aceites teniendo que dejar un plazo de seguridad de 21 días. Los “azufres mojables” no son recomendados pues favorece el desarrollo de la Araña Roja.

– Polisulfuro de Calcio, tiene una acción fungicida, insecticida y acaricida. Se prepara calentando lechada de cal con azufre y es muy corrosivo y faacilmente oxidable, por lo que los utensilios de pulverización deben ser de plástico o acero inox y lavarlos muy bien después de cada uso. Es incompatible con aceites y compuestos de cobre. Se utiliza en pulverizaciones para el control de formas invernantes de pulgones, cochinillas, ácaros y hongos como el moteado y oídio en árboles frutales. También favorece la cicatrización de heridas y desgarraduras de los árboles.

3. Silicato de Sosa. Se utiliza como preventivo, en tratamientos estivales de enfermedades criptogámicas en frutales y viña.

Seguiremos con los tratamientos de los insectos con métodos considerados biodegradables, que no provoquen contaminación  en suelos y aguas.

Hasta pronto.

Cordiales saludos de Carlos Vilalta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s