LA HORTICULTURA SINÉRGICA: el suelo en su dinámica salvaje

Emilia Hazelip, impulsora de esta técnica que permite aplicar el sistema que Masanobu Fukuoka desarrolló para los cultivos extensivos sin laboreo al Cultivo de hortalizas, desarrolló su trabajo comenzando con el “Bancal Profundo” que John Seymour (El Horticultor autosuficiente y la Vida en el campo) y otros agricultores ingleses pusieron en uso en el siglo pasado.

Hoy en día, solo los grandes agricultores cerealistas se interesan por el cultivo sin laboreo, a pesar del empleo de abonos químicos, insecticidas y herbicidas. Sus beneficios económicos que obtienen son tan claros, que ya hay toda una industria de maquinaria concebida para, sin aplastar el suelo, sembrar directamente en una tierra sin labrar.

Sin embargo, los agricultores ecológicos no han manifestado ningún interés en el “no laboreo”. Parecen “aceptar”, de buen agrado, la herencia del Neolítico de arar, un gesto que se repite y que hace daño al Suelo: precipita la mineralización del humus al mezclar los gases atmosféricos con la M.O. y con los microorganismos del suelo que mueren por billones quemados por tantos gases atmosféricos. Esto impide que la M.O. se acumule en el suelo y le de su estructura para cultivar. Impide que los “gases bióticos” se formen en la rizosfera de las plantas y que desaparezca su acción benéfica para los cultivos.

A pesar de que el 95% de los elementos que necesita una planta provienen de la atmósfera y de los rayos solares a través de la fotosíntesis, el mito de compensar lo extraído por las cosechas sigue dominando los cálculos de abonado.

“En realidad se acusa a las plantas de lo que ha ocasionado el laboreo”.

“Creo que mientras no encontremos la paz con la Tierra, no encontraremos paz en ella”    Emilia Hazelip, Foro abierto sobre Agricultura Sinérgica, La Fertilidad de la Tierra 1994.

                El no laboreo en Permacultura se limita generalmente a los espacios donde hay plantas perennes (bosques alimenticios) o a Cultivos extensivos de Cereales, leguminosa y oleaginosas como hemos visto. Pero para el huerto, se siguen aplicando las técnicas conocidas de “arar y compensar”.

La adaptación que Emilia Hazelip ha hecho de la agricultura Natural de M. Fukuoka al cultivo de hortalizas la ha llamado Agricultura Sinérgica, basada en la autofertilidad como abono, estableciendo una colaboración con los organismos simbiotas en la rizosfera, las micorrizas.

Paradas en sinérgia de "alta producción"

Paradas en sinérgia de “alta producción”

Para Emilia Hazelip, la mayor aportación que Fukuoka ha hecho a la Humanidad es         “demostrar, de forma irrefutable, que se puede producir dejando a la tierra activa en su propia dinámica salvaje, a pesar de hacerse “agricultura”, es decir, de manipular la tierra y las plantas a nuestra conveniencia”.

LAS CUATRO REGLAS DE LA HORTICULTURA SINÉRGICA

 1.       Mantener la tierra sin perturbar ni compactar.

2.       Utilizar la autofertilidad de la tierra como abono, añadiendo el humus al perfil de la tierra sin incorporarla.

3.       Establecer una colaboración con los organismos simbiotas de la rizosfera, las micorrizas.

4.       Ningún pesticida utilizado: ni insecticidas, ni fungicidas, ni herbicidas.

 Debemos organizar nuestra futura huerta en bancales elevados separados por pasillos o calles para tener acceso a ellos y pasar con carretillas. Estas zonas de paso estarán acolchadas con materias biodegradables para prevenir la erosión y excesiva compactación en caso de lluvias, proteger de temperaturas extremas y evitar la pérdida de humedad en todo el bancal de cultivo.

En climas secos y calientes, los pasillos entre los bancales o paradas se llenan con serrín, paja o cualquier otro acolchado para evitar la pérdida de humedad por la insolación y los vientos.

En los climas lluviosos, el exceso de agua se elimina por sí solo y aumentamos la profundidad del horizonte húmico, que vamos a cuidar para que los azúcares exudados por las raíces puedan alimentar a todos los microorganismos subterráneos, para que su presencia protectora sea fuente de salud para las plantas que los alimentan.

¡Gran rueda de la Red en movimiento simbiótico!

En cada lugar disponible debe crecer una hortaliza

Finalmente se siembran o trasplantan las hortalizas en asociación de cultivos y más juntas de lo normal por ser “bancal profundo”.

Analizamos, a continuación, cada una de las reglas básicas de la Horticultura en Sinergia.

1.Mantener la tierra sin perturbar ni compactar: Es importante ninguna compresión del suelo, ni por máquinas pequeñas, herramientas, ni por nuestros pies.                            Para conseguirlo, es necesario establecer, claramente, donde van a colocarse las plantas y por donde van a pasar pies y ruedas. Los bancales elevados son necesarios en este tipo de huertos porque siendo un lugar por donde se transita mucho, con ellos se evita pisar y por tanto, apelmazar la tierra.                                                                                      El sistema de bancal profundo implica mucho trabajo en su realización, pero si no se cultiva en su dinámica salvaje, hay que repetir regularmente los trabajos de constitución. El bancal sinérgico, que vamos a llamar “parada”, se hace con la tierra del sitio donde uno está, aunque se puede traer tierra cercana sobre todo si hay problemas de drenaje de aguas de lluvia o queremos mayor altura del bancal.

2. Utilizar la autofertilidad de la tierra como abono: en su realización, si la tierra contiene poca M.O. se puede añadir compost o mantillo muy fermentado al mismo tiempo que se hacen los bancales, incorporándolos en poca cantidad y de una manera homogénea.                                                                                                                 Además de la altitud del lugar y de otras condiciones climáticas que determinarán estrategias particulares de manejo, nos podemos encontrar ante situaciones diversas a la hora de constituir nuestros bancales: – con buena tierra de huerta; – con campos en barbecho que han sido roturados y tratados con productos químicos hace algunos años;   – con tierras erosionadas, lixiviadas y muy pobres en M.O. a consecuencia del excesivo laboreo más reciente;                                                                                                               – campos en zonas húmedas o excesivamente secas; – tierras en pendiente o con terrenos muy arenosos y pedregosos.                                                                                Todo ello, nos llevará a actuar de diferente manera, de una forma conscientemente, dirigiendo nuestro trabajo a evitar pérdidas innecesarias de estructuración y fertilidad natural.

* Si comenzamos de una tierra suficientemente estructurada y con bastante  humus o M.O. deberemos comenzar cogiendo la tierra de los pasillos y amontonándola en el centro. Donde hay buena tierra no hace falta incorporar compost, pero si tenemos cantidad deberemos asegurarnos que está debidamente fermentada o incluso cribar la M.O. más cercana al mantillo. También, una vez constituida la parada, podemos cubrir con compost o M.O. medianamente fermentada, cubriendo todo el espacio y regándolo para que se vaya incorporando al suelo.                                                                                                                                        * Si comenzamos de una tierra labrada y tratada anteriormente con productos químicos, una vez constituidas las “paradas sinérgicas”, deberemos hacer unas siembras de “abono verde” uniéndose a las adventicias naturales que nazcan, para que puedan metabolizar los residuos tóxicos que quedaron en la tierra. Estos abonos verdes no han de ser enterrados (este concepto no existe en la agricultura sinérgica) se cortan y se dejan morir tranquilas las raíces, mientras que la parte aérea queda como rastrojo cubriendo la tierra.                                                                                                                    En la composición del A.V. (abono verde), utilizaremos especies anuales o bianuales, mezclando familias, incluyendo plantas forrajeras de las que se cosecha la raíz, como los nabos y rábanos forrajeros, la remolacha, las zanahorias forrajeras que se cortarán bajo las hojas el primer año, en cuanto las raíces tienen un buen tamaño. Estas raíces se dejarán descomponer dentro de la tierra sin tocarlas. Pero las plantas que se desarrollan no solo metabolizan los residuos tóxicos que encuentren, también aportan la biomasa que las raíces dejan en la rizosfera, aumentando la presencia y estimulación de microorganismos que participan en esta operación de eliminación y regeneración de la tierra. Podemos introducir la “Lombriz” común de los montones de compost, (no lombriz californiana que es muy depredadora y desplaza a la lombriz común de nuestros suelos), que también juega un papel muy activo, ya que ella sola concentra y transforma muchos tóxicos. Esta fase no es solo de “limpieza”, sino también establece las bases de vida de una futura tierra salvaje en su dinámica. También se puede “inocular” las paradas con riegos de extractos de Ortiga, Perejil  y Diente de León que generan mucha actividad microbiana diversa y saludable. Al principio nos limitaremos a las plantas menos exigentes de buena tierra, como las acelgas, el hinojo, las borrajas, achicorias y lechugas, ajos y cebollas, rábanos y nabos, hasta que pasados uno o dos años podamos cultivar solanáceas y cucurbitáceas que gustan de M.O.                                                                   Es importante considerar a largo y medio plazo el conjunto de medidas y no tratéis de ganar tiempo saltando “etapas” en la evolución natural de la tierra, ya que las prisas os pueden llevar a perder después mucho tiempo.                                                                                                                                         En cada parada se cultivan simultáneamente, al menos tres familias diferentes y siempre con una de la familia de las leguminosas, como las habas y guisantes en cultivos de invierno y toda clase de habichuelas en los cultivos de verano.                                       En un huerto “autofértil” se hacen “Sucesiones de plantas” en lugar de “Rotaciones”. Siendo los cultivos de especies y variedades diferentes, éstas se van a reemplazar individualmente y no se cambia un monocultivo de un espacio a otro durante varios años hasta llegar al mismo sitio donde comenzó la rotación, sino que las plantas se suceden aleatoriamente sin que el conjunto de lo cultivado se mueva idénticamente a otra parada o bancal.                                                                                                                                       Siempre se buscarán plantas muy adaptadas a las condiciones pedológicas (del suelo) y climáticas de nuestro lugar y se cultivarán la mayor diversidad posible de especies.       Pero antes de comenzar, hay que tener en cuenta los Setos Cortavientos alrededor del huerto, tema extremadamente importante de constituir.

Continuaremos analizando las reglas básicas de este imcreíble Sistema de Cultivo.

Cordiales saludos

Carlos Vilalta

Anuncios

3 pensamientos en “LA HORTICULTURA SINÉRGICA: el suelo en su dinámica salvaje

  1. Gracias, muy interesante. ¿Dónde podría encontrar referencias y más información sobre el tema? Desde ya muchas gracias

    • Hola, Luis Ricardo:
      Sobre Horticultura Sinérgica hay poco o casi nada editado, pues su autora que investigó este sistema, Emilia Hazelip, murió sin editar nada más que un documental y algunos artículos en la revista “La Fertilidad de la Tierra” que se edita en Navarra, España.
      Si buscas en You Tube “el Jardin de Emilia Hazelip” encontrarás el documental y a través de la web: http://www.lafertilidaddelatierra.com podrás encontrar sus artículos.
      Agradezco tus comentarios.
      Un cordial saludo de
      Carlos Vilalta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s