PERMACULTURA II: PLANIFICACIÓN EFICIENTE DE LOS “ELEMENTOS DE FUNCIONALIDAD”

Como estábamos diciendo, los Principios Permaculturales para un “buén diseño”, están adaptados a cualquier condición climática y cultural de los Pueblos, a través de “técnicas y prácticas” que observan el Medio Natural existente y aprovechan al máximo lo que ofrecen.

Uno de esos principios es la “Ubicación relativa de cada elemento” en todo el Proyecto a diseñar:

La “Ubicación relativa” de cada elemento (casa, estanque, invernadero, corrales, huerta, árboles frutales, caminos de acceso, rompe-vientos, bosque adyacente, etc.) debe estar ubicado en relación a otros elementos, de manera que se asistan entre sí. Hay que situarlos en el lugar correcto y establecer relaciones laborales y sociales entre ellos, para satisfacer sus necesidades básicas, sin necesidad de insumos exteriores a la finca. Para lo cual, debemos conocer y descubrir las características básicas de cada elemento, sus sistemas productivos y sus necesidades.                                                                                 Los elementos básicos de una pequeña finca (casa, invernadero, huerta, gallinero, depósito de agua, compost y abonos, semillero, leñera, taller y casita de aperos, colmenas, estanques para acuacultura, pastos, cercas, cortinas rompe-vientos, carreteras y accesos, etc.) deben moverse en el diseño para conseguir la mayor ventaja y autosuficiencia posible para todos.                                                                                           Las necesidades de un elemento deben ser proveídos por otro u otros elementos del sistema. La productividad de un elemento es utilizada por los otros elementos que lo necesiten, incluido el hombre. Un ejemplo:

gallinaCada elemento cumple muchas funciones: cada elemento del sistema debe estar ubicado de tal manera que “cumpla tantas funciones como sea posible”.                             Por ejemplo, seleccionando “especies de plantas útiles” y ubicándolas en un sitio correcto, podemos usarlas para varios propósitos: la cortina rompe-vientos debe servir de forraje de animales, hábitat para la vida salvaje, zona de amortiguamiento climático no solo del viento, sino de la humedad relativa y de las horas de insolación, además de mejorantes y condicionantes del suelo con el cultivo de leguminosas que aportan alimento para la fauna salvaje y nitrógeno para el suelo.                                                                       La selección de especies apropiadas requieren un conocimiento de animales y plantas a cultivar, en base a:  1. Sus formas y porte (árboles o arbustos, de hoja caduca o perenne, su altura y densidad de porte, etc).  2. Sus tolerancias al clima árido, templado, tropical, etc.,  al Sol o a la Sombra,  a la Humedad relativa del aire, tolerancia al tipo de suelo arenoso, arcilloso, pedregoso, etc., tolerancia al PH (suelos ácidos, neutros o alcalinos). 3. Sus usos, comestibles, medicinales, mejorantes del suelo, protección del lugar (control de la erosión, cercas vivas, rompe-vientos, etc.), para leña, material de construcción (postes de madera , alfangillas y puntales), y otros usos como polen para las abejas, control de insectos, etc

CADA ELEMENTO MUCHAS FUNCIONESCada función importante, deberá estar apoyada por otros elementos en número suficiente:  el agua, el alimento, la energía y la protección del fuego deben proveerse desde diferentes elementos para evitar su carencia o falta de disponibilidad en un momento dado.                                                                                                                                   Por ejemplo, el Sistema solar de agua caliente sanitaria debe apoyarse con estufa de leña, turbina hidraúlica, generador magnético u otros productores de “libre energía”. El Agua recogida en depósitos debe provenir de diversas fuentes posibles: pozo, acequias comunales, lluvia, recuperadores para evitar pérdidas y salidas de agua del perfil edáfico, etc.  Asociación de cultivos en huertas y frutales y diversidad de pastos y alimentos para el ganado en forma de cereales, leguminosas, hortalizas forrajeras, heno, etc. Estanques y piscinas como corta fuegos protegiendo casas y establos, etc.

Este conocimiento, de las posibilidades que todos los “elementos” pueden ofrecer para beneficio del permacultor y su planificación de acuerdo a sus preferencias y objetivos, son esenciales para evitar equivocarse, perder mucha energía y fracasar en el Diseño permacultural que habremos diseñado.

Nos volvemos a encontrar y seguiremos analizando y descubriendo una “solución certera” a los problemas del mundo rural y a la subsistencia misma de la Soberanía Alimentaria.

Texto de Carlos Vilalta

Ilustraciones de Andrew Jeeves, Janet Mollison,Graham Burnett y Borkowski.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s