LA SIEMBRA DE LOS CULTIVOS

Vamos a comenzar con unos esquemas básicos  de tipos de semillas y tierras adecuadas para la plantación en Semillero. Más tarde, desarrollaremos los temas en páginas sucesivas.

SEMILLAS Y TIERRAS DE PLANTACIÓN ADECUADAS

ELEGIR

* TRADICIONALES O ECOLÓGICAS

* HÍBRIDAS  (criterios de hibridación – la hibridación natural)

* TRANSGÉNICAS

Se seleccionan bajo distintos criterios:

1.      LAS TRADICIONALES: ADAPTADAS A SUELO Y CLIMA / BUEN SABOR / BUENA PRODUCCIÓN / SIN ENFERMEDADES. SI LA TIERRA ES “DIFERENTE”      LA PLANTA SE RESIENTE AL “CAMBIO” (cambiar por cansancio o degeneración).

    2.      LAS HÍBRIDAS: ADAPTADAS A CLIMAS DIVERSOS / MAX. PRODUCCIÓN / COLOR Y TAMAÑO HOMOGÉNEO / RESISTENCIA A PESTICIDAS / NO IMPORTA EL SABOR Y LA CALIDAD / NECESIDAD DE TRATAMIENTOS QUÍMICOS POR ENFERMEDAD                                                     

SEMILLAS HÍBRIDAS + MONOCULTIVO + TRATAMIENTO INCORRECTO DEL SUELO, PROVOCA:                                                                                                                                  PRODUCIR SEMILLAS QUE NO MANTIENEN LAS CARACTERÍSTICAS GENÉTICAS DE UNA ESPECIE O VARIEDAD Y DEGENERAN EN EL TIEMPO.  EXPRESAN SU POTENCIAL EN UNA SOLA GENERACIÓN, LAS LLAMADAS SEMILLAS “CERTIFICADAS”                                     

HAN HECHO DISMINUIR EL Nº DE ESPECIES Y VARIEDADES                   PROVOCANDO MUY POCA “VARIABILIDAD GENÉTICA” Y “FRAGILIDAD” EN CONDICIONES ADVERSAS.

  3.      LAS TRANSGÉNICAS: INTRODUCIÓN DE GENES AJENOS DE ESPECIES DE PLANTAS Y ANIMALES / OGM Organismos Genéticamente Manipulados /        NO CUMPLE CON LOS OBJETIVOS: PLANTAS MÁS FUERTES Y PRODUCTIVAS, SE PRODUCE “CONTAMINACIÓN” MEDIOAMBIENTAL SIN CONTROL.               TECNOLOGÍA “TERMINATOR” CONTROL ECONÓMICO                                          NO SE OBSERVA EL PRINCIPIO DE “PRECAUCIÓN”.

CARACTERÍSTICAS DE UNA BUENA SEMILLA

COLOR (MADUREZ) / CUBIERTA EXTERIOR (LUSTRE) – OLOR (NUEVAS O VIEJAS) 

      TEST DE GERMINACIÓN    

+ DE 10-12O  /  DE 7 A 15 DÍAS /  % DE SEMILLAS TESTADAS

MÉTODOS DE SIEMBRA: DE ASIENTO – EN SEMILLERO

SISTEMAS DE SIEMBRA: A VOLEO / EN LÍNEA / A GOLPES

TIPOS DE SIEMBRA: EN HORIZONTAL / EN SURCO / EN CABALLONES

EL INVERNADERO

BENEFICIOS: CONTROL DE TEMPERATURA / HUMEDAD / TIEMPO DE LUZ / PROTECCIÓN INCLEMENCIAS DEL TIEMPO /

INCONVENIENTES: ALTERAMOS EL CLIMA NATURAL / FORZAMOS EL PROCESO EVOLUTIVO NATURAL

NO PARA CULTIVOS EXTENSIVOS

SOLO  PARA GERMINAR Y HACER PLANTONES EN PEQUEÑOS INVERNADEROS.

TEMA EXTENSIVO:

LA SIEMBRA DE LOS CULTIVOS

ESLABON  ESENCIAL EN NUESTRA HUERTA ECOLOGICA

               La agricultura ecológica da gran importancia a la preparación de la semilla y de la tierra donde va a ser plantada para obtener los resultados que esperamos: rápida y buena germinación, sostenibilidad en el tiempo sin retrasos ni paros en su desarrollo de crecimiento, buena adaptabilidad al clima y al Ph del suelo, buenas cosechas, etc.

Tendremos que elegir, primeramente, la especie y variedad que más se adapte a nuestro clima y a nuestro entorno para evitar demasiadas enfermedades y bajo rendimiento. Las llamadas semillas “tradicionales” son las más adecuadas por sus “beneficios” probados por nuestros antepasados que cultivaron estas tierras. No obstante, ellos también, intercambiaban semillas de variedades entre comarcas y regiones cercanas cuando observaban “cansancio, fatiga o propensión a alguna enfermedad”.

En tiempos pasados, cuando no existían las semillas híbridas F1, F6, F036 o las transgénicas, las especies y variedades se seleccionaban bajo ciertos criterios de máxima adaptación al suelo y la climatología: de suelos fríos a suelos fríos, de suelos calientes a suelos calientes y de suelos secos o húmedos a secos o húmedos. Si la tierra “es diferente”, la planta “se resiente” al cambio…

Cada agricultor iba sembrando y guardando las semillas de aquellas variedades que más le gustaban o convenían, por lo cual cada agricultor tenía sus propias y peculiares “variedades” adaptadas a su suelo, microclima y a su gusto personal. Pero dentro de una región o comarca las especies y variedades mantenían lazos significativos y como se diría hoy día, “con Denominación de Origen”.

No obstante, cuando se observaban muestras de cansancio o degeneración, se intercambiaban semillas de otras procedencias no muy lejanas admiradas por su fácil adaptabilidad y su buen rendimiento y poco a poco, el horticultor las iban “domesticando” a su gusto hasta que se volvían a intercambiar cuando aparecían síntomas no deseados.

Esto significa que la “hibridación” es natural y que el problema radica en “como se hace”.                                                                                                                                                    Hoy en día, en la agroquímica, la selección se hace bajo los criterios de resistencia a los insecticidas y fungicidas así como a su mayor producción, pero debido a este tipo de semillas, al monocultivo y al tratamiento incorrecto de las tierras, las plantas, ya que provienen del cruzamiento de diferentes líneas, expresan su potencial en una sola generación no siendo aptas para la resiembra por no producir “copias verdaderas” es decir, plantas que mantengan las características genéticas de esa misma especie o variedad.

En ese ambiente y con esos fuertes tratamientos residuales, no biodegradables, la planta, enferma o muere, cargada de sustancias residuales y contaminando el suelo y el ecosistema.                                                                                                                               La tendencia actual de “Semillas Certificadas” ha hecho disminuir el número de especies y variedades. Con este nuevo modelo de selección de semillas, no solo las plantas de una misma variedad son muy similares, sino las diferentes variedades  de una misma especie tienen características similares, por lo que hay muy poca “variabilidad genética” y mucha fragilidad ante condiciones adversas.

Y no termina aquí los efectos nocivos:  las semillas híbridas F1 ofrecen toda su vitalidad en un solo período de “crecimiento y muerte”, forzando a la planta a una actividad vital más acelerada para producir en un solo “acto” toda su vitalidad en el fruto. Esta aceleración implica una variedad “programada” que, como crece rápida y débilmente, tendrá que enfrentarse a múltiples “tratamientos químicos” para conseguir llegar a su fructificación o desarrollo.

Pero si hace unos pocos años la semilla híbrida era el peor de todos los males, hoy hace su aparición en el “Agro Mercado Libre” una semilla antinatural 100%. Las semillas “transgénicas” u Organismos Genéticamente Modificados son el resultado de una hibridación antinatural (Gen de una especie animal o vegetal extraña y ajena) que el ciego orgullo de la Ciencia ha concebido para contaminar el medio ambiente y demostrar que la ambición de unos pocos puede traer consecuencias nefastas para los hombres y la salud del Planeta.                                                                                                                                Y también para demostrar que la Ciencia no es tan “fiable” como esperábamos ya que está sometida a los dictámenes de los grupos transnacionales de poder que marcan el patrón de nuestras “semillas Certificadas”.                                                                              Y ahora, la tecnología “Terminator” para una sola generación de cultivos extensivos, con “insecticidas y herbicidas vivos” en la propia planta, que generan un nuevo efecto de depredación “no selectiva”, sin control alguno, produciendo, con el tiempo, plantas “Super-Adventicias” que necesitarán tratamientos más potentes y tóxicos para combatirlas en los próximos años.  Todo el Ecosistema se resentirá sin solución conocida por la Ciencia. No se observa el principio fundamental de “precaución” en beneficio de la Humanidad y de la Tierra.                                                                                                                             Plantas con “propiedad privada”, contra la Diversidad Biológica y contra la selección Tradicional de los Pueblos, que están perdiendo sus variedades autóctonas, se están haciendo dependientes de los grandes Grupos Transnacionales (Monsanto, Novartis, Singenta, Bayer, etc) y sometidos a una gran presión económica y en muchos casos, sin posibilidad de elección.                                                                                                           Productos transgénicos contra nuestra salud y la del Ecosistema, sin etiquetas, sin control, sin posibilidad de identificación. Si no detenemos estos OGM un gran dilema se nos presentará de cara al futuro, debido a la Gran contaminación genética que producirá de forma irremediable y sin parangón en la escena del Ecosistema Natural y de la Humanidad.

¿transgénico? Excesivo  derroche energético, mucho coste para el medio-ambiente y para el bolsillo del agricultor son sus principales características. ¿por qué seguir así si hay otras alternativas más adecuadas? Las “Redes Comarcales de Intercambio de Semillas Tradicionales” a dado respuesta a esta tendencia comercial y está posibilitando a los pequeños y medianos agricultores hacer una agricultura más ecológica y sostenible y sin tantos riesgos de futuro.

 LAS  CARACTERÍSTICAS DE UNA BUENA SEMILLA

 Los agricultores de antaño decían: “cual fuese la simiente, será el fruto”. No todas las semillas que produce una planta tienen la misma capacidad para germinar y el mismo vigor de crecimiento. La capacidad de germinación y el vigor se pueden observar por las características exteriores de la semilla. Las elegidas para la siembra han de tener la forma, dimensiones y color característicos de la especie y variedad. Se desecharán aquellas semillas rugosas y de poco peso.

El Color indica el punto de madurez y si la conservación ha sido la adecuada, con cierto “lustre” que desaparece con la vejez. También indica si se ha mojado o ha perdido su capacidad germinativa.

Su Cubierta exterior debe estar estirada y cuando las semillas se recogen antes de su completa maduración en la planta, al secarse, se arrugan. También con el tiempo van perdiendo la humedad interior, se resecan y arrugan.

La pérdida del Olor característico demuestra que las semillas son viejas y con poco poder de germinación.

Así pues, seleccionaremos solo semillas “de peso y superficie lisa”, con buen “color y lustre” y se recogerán en su completa maduración.

Test de Germinación: antes de sembrar es conveniente realizar un test para comprobar su poder germinativo que consiste en situar algunas semillas en papel o algodón mojado y en aproximadamente 10 días observar su proceso de germinación proporcional al nº de semillas testadas y manteniendo una temperatura superior a 10/12 grados.

LA  SIEMBRA

 Métodos de siembra:

  • Siembras de Asiento: cuando las semillas se colocan en el mismo lugar de crecimiento y desarrollo posterior. Este sistema se realiza cuando el cultivo es extensivo, como los cereales, cuando las plantas tienen raíz “pivotante”, como zanahorias, nabos, etc y cuando las plantas no admiten el “trasplante”, como las leguminosas, las cucurbitáceas, etc. Cuando las plantas se desarrollan en el mismo lugar de la siembra son más resistentes a la sequía y a las inclemencias del tiempo, porque conservan el desarrollo pivotante de sus raíces y no sufren el stress del trasplante. Sin embargo, su control sobre la germinación y sobre las adventicias en pleno campo es reducido y la buena germinación depende de la preparación del suelo de siembra.
  • Siembra en Semillero: normalmente utilizado para las hortalizas, requiere un lugar protegido de la intemperie pero con buena irradiación solar y una especial preparación de la tierra de siembra. Con la siembra en semillero se puede controlar mejor los factores que intervienen en la germinación, básicamente humedad y temperatura y control de posibles adventicias. También se podrá seleccionar las plantas más vigorosas para el trasplante.                                                                                                                      Se recomienda la siembra en celdillas profundas, pequeños vasos o contenedores con suficiente capacidad de tierra para que las raíces no se tuerzan y enrollen entre sí perdiendo su postura natural y no sean expuestas a la luz que perjudicaría a sus micorrizas.                                                                                                                      La preparación de la tierra de siembra será lo más fina posible teniendo la siguiente composición: 1/3 de tierra del lugar para que sean micorrizadas y se adapten mejor al entorno, 1/3 de compost o mantillo muy maduro y 1/3 de turba o arena si prevalecen las arcillas y la mezcla es muy compacta o pesada para un buen desarrollo de las raicillas.                                                                                             Los vasos o celdillas serán regados por capilaridadintroducidos en unas bandejas estancas que se mantendrán con agua. Así las semillas no se inhibirán en su germinación debido al movimiento del agua al regarlas en superficie.                                                                                                                     Los vasos o celdillas se llenan de tierra preparada dejando algo de capacidad para sembrar las semillas seleccionadas y se terminan de rellenar poniendo sobre ellas, dos o tres veces su diámetro de tierra preparada. A más grande la semilla, más tierra las cubrirá y viceversa.

    Sistemas de Siembra:

    • Siembra a voleo: consiste en repartir las semillas en la superficie de la tierra y posteriormente cubrirlas ligeramente con la tierra del lugar o mantillo.            Se utiliza en cultivos de cereales, de Abonos verdes o para constituir una Pradera Natural. El control de las adventicias es especialmente importante en el cultivo de cereales por la imposibilidad de “mecanizar” la labor.                                                                                                                      Para evitar dicho inconveniente, las hortalizas  se siembran en …
    • Siembra en Líneas: las semillas se colocan alineadas consiguiéndose  una separación determinada para que se desarrollen bien y permitan la utilización de herramientas manuales o mecánicas. La “distancia” entre las líneas depende del porte de las plantas, de la fertilidad del suelo, de la insolación o temperatura y de la humedad ambiental o de riego.
    • Siembra “a golpes”: cuando el tamaño de la semilla es relativamente grande, se siembran en grupos de 2 a 4 semillas equidistantes y dejando una distancia suficiente de crecimiento, se vuelve a sembrar otro grupo siguiendo así a lo largo de la línea. Para habas, guisantes, judías, maíz, girasol, soja, etc.

     Tipos de Siembra:

    • En Llano: se realiza donde no hay problemas de gestión de agua, inundando la zona o parada. Tiene el inconveniente que el suelo se aprieta y son necesarias binas y escardas para evitar que se cierre y pierda la humedad por “capilaridad”. Si la tierra se aprieta, no conviene a las hortalizas de “raíz” ni a plantas con sistema radicular en forma de cabellera como las Coles, lechugas y puerros.
    • En Surco: Muy conveniente para tierras con clima árido o estación seca, ya que la humedad permanece más tiempo en el fondo de los surcos que en la superficie. Con un poco de paja que los cubra mantendremos un microclima favorable para el crecimiento de las plantas. Es un tipo de siembra adecuado para las plantas que, a través de los nudos de sus tallos, producen raíces adventicias que mejoran la estabilidad y nutrición de la planta, como las solanáceas (tomate, pimiento, patata, berenjena), al facilitar poder echar tierra a la base de los tallos.
    • En Caballones: se realiza amontonando la tierra formándola en líneas para su cultivo. Es adecuada para los suelos que se encharcan fácilmente y también para el cultivo de hortalizas de raíz (zanahorias, chirivías, remolacha, puerro) evitando que la tierra se apriete o para los tubérculos que al engrosar necesitan tierra mullida como las  patatas, nabos y rabanitos.                         Tiene que mantenerse el caballón cubierto de cualquier clase de M.O. y no pisarse nunca, facilitándose el “entresacado”, el desarrollo radicular y la cosecha de las hortalizas cultivadas.

    Seguiremos tratando el tema de                                                                         “PEQUEÑOS Y GRANDES INVERNADEROS”                                                       Carlos Vilalta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s