EL LABOREO DEL SUELO

FUNDAMENTOS Y OBJETIVOS DEL LABOREO

                La finalidad última del laboreo es favorecer el crecimiento y desarrollo de los cultivos. El laboreo puede aumentar el potencial productivo del suelo, favoreciendo su estabilidad y estructuración con lo que se mejora sus propiedades físicas (humedad, aireación, temperatura) y se aumenta la profundidad de enraizamiento.

El laboreo además elimina la competencia de las adventicias que, en la huerta, están  ocupando un lugar que no puede ser ocupado por otras plantas,  prepara un lecho de siembra más favorable a la germinación de las semillas. La invasión de las adventicias son síntomas y no causa de un problema. Generalmente se trata de una técnica cultural mal aplicada, como pueden  ser el tipo de laboreo, las aportaciones de estiércoles frescos, una rotación corta, trabajar el suelo sin estar “en tempero”, etc.

Reglas básicas para un buen laboreo:

  1. Respetar el orden de las diferentes capas del suelo. Se trata de mullir, no voltear ni mezclar las capas. Respetar la estratificación del suelo.
  2. La Materia Orgánica M.O. debe ser prehumificada en superficie antes de ser incorporada al suelo, imitando a la Naturaleza.
  3. El método de “Labores Invertidas” de Jean Marie Roger, es el laboreo progresivo en profundidad y espaciado en el tiempo. Se comienza con una labor superficial y va seguido en el tiempo de labores cada vez más profundas. Se basa en destruir la vegetación instalada agotando sus reservas e impidiendo que posteriormente  rebote cuando el cultivo ya está implantado. Hay que minimizar el número de pases para evitar excesiva oxigenación y afectar a la vida microbiana del suelo.
  4. El suelo tiene que ser trabajado en tempero, ni muy seco, ni muy húmedo, que no se pegue la arcilla a las herramientas y aperos.

Diferentes tipos de laboreo del Suelo:

  1. Las labores superficiales, en los primeros cms. del suelo, pueden hacerse con varios objetivos: a/ preparación del  lecho de siembra;  b/ pre-humificación en superficie de los residuos de las cosechas, del Abono verde o de una Pradera que se quiere poner en cultivo; c/ el control de las adventicias.

a/ Para la preparación del lecho de siembra se utilizan los siguientes aperos:                         – el  desterronador  “manual”  y las gradas movidas por “toma de fuerza” trabajando a poca profundidad.  Rastrillos y azada.                                                                                                                                     b/ Para la pre-humificación en superficie de M.O.:

– el Cultivador o la Grada de discos para levantar Praderas y/o aperos rotativos trabajando muy lentos y a poca profundidad.                                                                                             La pre-humificación es la M.O. en superficie,  consiste en mezclar materia vegetal que ha iniciado su descomposición microbiana o que ha sido previamente triturada con los primeros centímetros de la capa superficial del suelo, favoreciendo una descomposición aerobia y constituyendo una forma de compostaje en superficie.

c/ Para el control de las adventicias y el mantenimiento de un suelo mullido en superficie: Las binas y las escardas tienen por finalidad mantener el cultivo limpio e impedir el endurecimiento y la desecación de la capa superficial del suelo.

La lucha mecánica contra las adventicias es particularmente importante en agricultura biológica al no utilizar herbicidas y des-herbantes químicos. La utilización de “gradeos” son realizados en los suelos desnudos, antes de sembrar, para facilitar el levantado de las adventicias y además evitando que el suelo forme costra.                                          Las “binas” son practicadas con el cultivo implantado, entre las líneas. En Paradas o Bancales Profundos, como no se pisan, se hace a mano con útiles pequeños para manejarse entre las plantas sin dañarlas con aperos de mano adaptados  a esta función, con incorporación de “cuchilla” son muy útiles en una superficie pequeña y mediana. Mover en demasía el suelo equivale a la aparición de adventicias, pues ponemos las infinitas semillas existentes del perfil  del suelo en la superficie para que germinen. Evitar mover el suelo,  equivale a cultivos más limpios con menos trabajo, uno de los principios de la “Horticultura Sinérgica”.

Ventajas cuando el suelo en superficie permanece mullido.

  • Economía de agua por ruptura de la capilaridad en superficie.
  • Mejor utilización del agua de lluvia, limitando la escorrentía.
  • Aprovisionamiento más regular de agua para la planta.
  • Activación de la vida microbiana, lo cual comporta una mayor movilización de elementos fertilizantes.

Trabajando con la "grenilette" u horca de doble mango. Para superficies pequeñas.

 

Aperos manuales que evitan romper la "estratificación" del suelo.

2. Labores más profundas para implantar cultivos, requieren una capa mullida de unos 30 cms. para la mayoría de las hortalizas y en algunos casos algo más (para las berenjenas, maíz, tomates y especies de raíz pivotante, etc.).  Siembre siguiendo el método de “labores invertidas” y proyectando la huerta en el tiempo de unos meses y dependiendo del estado de la tierra y de la climatología.                                                                         Por ejemplo:                                                                                                                                                         Si queremos poner la huerta en Septiembre para la temporada de Otoño-Invierno-Primavera deberemos comenzar nuestras labores al menos dos meses antes, mejor tres, comenzando con labores superficiales y esperando al advenimiento de las mal llamadas “malas hierbas”, para que, una vez algo crecidas, volver a labrar un poco más profundo y así hasta el día de la siembra y los trasplantes en septiembre, que es cuando comienza la huerta de este ciclo en nuestra latitud que no hiela.                                                                                                                                                                         El laboreo hay que intentar hacerlo por las tardes, con el sol bajo, en luna menguante y descendente,  para que toda la energía de la Tierra se quede en la superficie del suelo y se guíe hacia el interior.  Y con aperos que no volteen el suelo y respeten su estratificación. Así respetaremos, también, la vida microbiana del suelo, esencial para su fertilización natural y su autosuficiencia. La agrónoma en permacultura, Emilia Hazelip, confirma con su método de horticultura Sinérgica que la Tierra es capaz de auto-fertilizarse y mantener sus parámetros de salud y fuerza vital sin apenas moverse y sin apenas compresión. Más adelante veremos su técnica revolucionaria que, junto con el biólogo y agrónomo japonés, el Doctor Masanobu Fukuoka han realizado de acuerdo con los principios de la Permacultura, la primera gran revolución agronómica desde que el hombre cultiva la tierra.

Cultivador: apero vertical para grandes extensiones.

Mantener la tierra estructurada y esponjosa sin necesidad prácticamente del arado.

El excesivo laboreo está provocando la pérdida de M.O. y con ella la vida del suelo, tanto de los macro-organismos (raíces de las adventicias, mamíferos, artrópodos, moluscos y nematodos que no tienen que comer) como de los microorganismos (amebas, algas, hongos, actinomicetos y bacterias).                                                                                      Al ser volteado el suelo por aperos inapropiados y romper su estratificación, la vida microbiana, especializada en sus diferentes estratos, sufre los estragos de ese laboreo muriendo a millares por ver alterada su condición vital. Las capas altas de la tierra, al ser sumergidas, cambian de intensidad de luz, de humedad, de temperatura y lo más importante, de aire y producen la asfixia y muerte de los microorganismos tanto por exceso como por defecto de aire.

Además, al romper la estratificación de sus capas horizontales y voltearla, sus grumos más grandes y pesados quedan en la superficie a la luz del sol. Nada protege al suelo y comienza a erosionarse y a romper su estructura. El suelo comienza a morir.

Las fresas horizontales rotativas pulverizan el suelo y lo compactan.

La Tierra, para ser cosechada, comienza a depender de unos insumos exteriores que van a aportar al suelo innumerables sales y van a mermar el bolsillo del hortelano.Y con ello, tarde o temprano, entrará en la “necesaria” utilización de fitosanitarios de síntesis y la Tierra se volverá  improductiva si no recibe sus innumerables dosis químicas.                Los productos cosechados son insípidos y cargados de sustancias nocivas para la salud y el medioambiente.

No podemos dejar que esto ocurra con nuestras tierras. Es el bien más preciado que tiene el hombre y una posibilidad de demostrar que, con un apropiado tratamiento del suelo, se genera una tierra viva para nuestros descendientes y no algo muerto que solo ayudará al fracaso y al hambre del futuro.

Los problemas del excesivo laboreo

  • Muerte microbiana por exceso o defecto de gases atmosféricos.
  • Pérdida de agua por capilaridad.
  • Clorosis húmica y férrica
  • laboreo con fresas rotativas produce “suela de labor”

Soluciones al excesivo laboreo

  • Que labren las raíces de las plantas.
  • Que labren los microorganismos  del suelo.
  • Que labren los macro-organismos y animales de las praderas, mamíferos, artrópodos y nematodos que con sus galerías airean el suelo y permiten el intercambio gaseoso con la atmósfera (oxígeno y CO2).  

Estas “Soluciones” son reales y en un suelo que se mueva poco y con técnicas apropiadas hacen que se consiga una tierra estructurada y mullida, un “complejo húmico-arcilloso” propio de la mejor tierra de labor. Y para ello, mover lo menos posible el suelo que  la Naturaleza nos lo premiará.

  • Las raíces de todas las plantas, cuando crecen,  abren el suelo y lo mullen. Con sus exudados radiculares  y ayudados por los hongos, crean grumos que favorecen la estructuración del suelo y no lo deja compactar. Cuando la planta muere y si dejamos sus raíces dentro del suelo, los microorganismos se alimentan de ellas y dejan unas galerías que permiten una suficiente aireación del suelo y de espacio que evita la compactación si no se pisa. Por eso es importante cultivar de forma asociada plantas con sistemas radiculares diferentes. Siempre que se pueda, se procurará no dejar el suelo desocupado para evitar que las raíces realicen su beneficioso trabajo en la tierra.
  • Los seres vivos del suelo también labran y airean la tierra. Ningún trabajo mecánico puede reemplazar su trabajo debido a que los filamentos de los hongos microscópicos juegan un papel importante en la constitución de agregados del suelo. En suelos fértiles, la longitud de estos filamentos puede llegar a ser de 5 metros por cm3 de suelo.
  • Un suelo fértil solo exige trabajo mecánico reducido pues se rehace inmediatamente después de las lluvias, queda esponjoso y guarda una buena estructura. Por el contrario, un suelo con débil actividad biológica será difícil trabajar. La estructura creada por el trabajo mecánico desaparecerá rápidamente con las lluvias o el paso de maquinaria.

Se ha probado que el trabajo de los microorganismos del suelo y de las raíces son indisolubles: un suelo no tiene una buena actividad biológica si no está ocupado por la vegetación.

 

 

Anuncios

4 pensamientos en “EL LABOREO DEL SUELO

  1. Se puede hacer un laboreo en el mes de Julio para preparar el terreno con vistas a tener una huerta de invierno?. El suelo de la huerta ahora esta muy duro apartir de los 5 o 10cm, y se embarra con facilidad si se riega demasiado. Por otra parte es un suelo con poca materia organica. Se trata de un huerto urbano en Madrid

    • Hola, Manuel:
      Para preparar la huerta de otoño y sembrar o transplantar en septiembre o la primera quincena de octubre, tienes tiempo suficiente, pues el objetivo es mullir y esponjar la tyierra en una profundidad de 20/30 cm. para la mayoría de las hortalizas.
      Debes observar que el apero sea vertical (cultivadores, azada manual, rejas, No rotavator horizontal que rompe la estratificación del suelo.
      Si el cultivo lo vas a organizar en “caballones”, labramos la tierra superficialmente unos 10/15 cm. una tarde húmeda a finales de julio y si puedes la cubres con paja, hojas o materia orgánica que tengas a mano para evitar el calor del sol.
      A finales de agosto repites la operación, esta vez con mayor profundidad, unos 20 cm. un palmo de la mano. No tengas prisa y se irá envolviendo la Materia orgánica que has podido extender en julio.
      Y para el mes de septiembre, vuelves a labrar con mayor profundidad hasta 30 cm. y antes formas los caballones con la tierra suelta de alrededor.
      Antes de poner el cultivo, con un rastrillo quitas piedras y hacemos la plantación instalando el riego de goteo si lo hubiere.
      Posteriormente cubres con paja o mulch toda la tierra antes de transplantar los plantones.
      Y comienza la huerta de otoño y debes pensar en proteger de las posibles heladas de invierno el cultivo, con lonas antihierba o invernadero.
      Bueno, si se embarra es que es arcilloso y eso no es malo, pero debes de mantener la humedad sin excesos. También puedes agragar arena de rio al suelo para que se esponje el suelo, si no tienes mucha materia orgánica.
      Selecciona bien tus variedades de hortalizas, las más adaptadas a suelo y clima.
      Te deseo que prospere vuestro huerto y gracias por vuestra confianza.
      Cordiales saludos de
      Carlos Vilalta

      • Que le pasa al suelo sI espero hasta septiembre y labro solo una vez los 30cm directamente. Es malo para el suelo?. Lo digo por ahorrarme trabajo
        Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s